La casa de la Colina Negra

La casa de la Colina Negra
La casa de la Colina Negra es la única casa encantada que no está en contacto con el reino mágico. Y no lo está para proteger a sus habitantes, a la familia de Víctor, que se esconden en ella para no resucitar la Magia Muerta, que a tan nefastas guerras dio lugar en el pasado. Muchas criaturas del inframundo están interesadas en que la Magia Muerta reviva y para ello hace falta la sangre de un mestizo, y Víctor lo es, pues es hijo de hada y mago. Cuando un espectro agonizante burla la protección de la casa y se refugia en ella, Víctor y su familia serán descubiertos.

El tiempo del terror, el tiempo de las pesadillas, está llamando a la puerta.

La casa de la Colina Negra fue mi primera novela juvenil. La publicó Alfaguara en el 2006 y fue reeditada por esa misma editorial en el 2009 dentro de la Serie Roja, una colección sobre todo dirigida a colegios. El protagonista de la historia es Víctor, un joven de quince años que vive junto a su familia en una casa encantada. Ha vivido la totalidad de su vida en ese lugar y para él la magia es algo del todo natural, para él que las habitaciones cambien de apariencia o que los fantasmas se paseen libremente por su hogar es tan aceptable como para nosotros el hecho de que al abrir la nevera se encienda la luz de dentro.

La familia de Víctor también es bastante singular, en la primera parte de la obra conoceremos a sus padres: a Eduardo, un hechicero que ha abandonado prácticamente la magia y a Diana, un hada guerrera. La madre de Víctor está muy alejada de cualquier imagen preconcebida que tengamos sobre lo que es un hada, no tiene nada que ver con homúnculos voladores. Es en apariencia humana y aunque fue muy belicosa en el pasado, ahora su carácter se ha suavizado bastante. Los tres llevan quince años viviendo en la casa de la Colina Negra. La vida de Víctor fuera de la casa es la normal de un chico de su edad, asiste al colegio en una localidad cercana, tiene sus amigos y sabe que no es conveniente hablar de la naturaleza mágica del lugar donde vive.

Lo que ignora es que tanto él como sus padres son unos exiliados forzosos. La casa no es solo su hogar, es un refugio. Sus padres llevan escondiéndose allí desde el mismo instante en que Víctor nació. Es la única manera que tienen de mantenerlo a salvo.

Porque son muchos los que van tras él. Ser hijo de un hada y un humano lo convierte en un mestizo, alguien muy especial. Su sangre es el ingrediente principal de la hechicería más destructiva que se conoce: la Magia Muerta, un arte extinto que en el pasado estuvo a punto de provocar la destrucción del mundo. Unos buscan a Víctor para resucitar la Magia Muerta, otros quieren encontrarlo para matarlo e impedir precisamente eso.

La casa de la Colina Negra está enclavada dentro del universo “Entre líneas”, universo en el que desarrollo varias de mis historias, las más importantes hasta ahora son Las fuentes perdidas y La canción secreta del mundo. De este universo hablo más en profundidad en la entrada correspondiente a Las fuentes perdidas.

CURIOSIDADES DE LA NOVELA

La idea original de La casa de la Colina Negra provino de un sueño que tuve de chaval. En él vivía en una casa muy similar a la que aparece en el libro, una casa encantada y delirante, llena de fantasmas y criaturas extrañas. Había un tiburón en la piscina, un hombre lobo que tenía la fea costumbre de comerse a los vecinos de un pueblo cercano, cosas correteando por las paredes y, encajados en la chimenea de la casa, estaban el esqueleto de Papa Noel, los de los renos y su trineo. Todo muy bonito y alegre. A pesar de todo, fue un buen sueño, y en cuanto desperté tuve claro que iba a escribir una historia ambientada en un lugar semejante. Mis referentes no se limitaban solo a este sueño, claro. También tenía en mente aquella serie añeja de televisión, La familia Monster y la casa donde vivían y, sobre todo, ciertos relatos de Ray Bradbury sobre los pintorescos habitantes de cierta mansión que aparecían de cuando en cuando en sus antologías y que acabaron recopilados todos en su libro De las cenizas volverás.

La casa de la Colina Negra está pendiente de continuación, aunque una de las tramas del libro queda cerrada, otra queda completamente abierta. Mi idea era ponerme a ella en cuanto terminara mi siguiente obra, una novela que acabó convertida en trilogía y que necesité casi seis años para terminar. El proyecto de la segunda parte se ha ido retrasando y retrasando, y aunque ahora mismo estoy trabajando en ella lo hago en paralelo a otras obras, así que es complicado augurar fecha de salida.

El título provisional de la segunda parte de La casa de la Colina Negra es La Magia Muerta. Y la historia no acabaría ahí. Al menos necesitaría otras dos novelas para cerrar la saga.

¿QUÉ DICEN DE ELLA?

http://www.anikaentrelibros.com/la-casa-de-la-colina-negra
http://aburreovejas.com/2006/07/06/la-casa-de-la-colina-negra/
http://kdefantastikas.blogspot.com.es/2011/08/resena-de-la-casa-de-la-colina-negra-de.html
http://xatravesdelespejox.blogspot.com.es/2011/07/resena-la-casa-de-la-colina-negra-de.html
http://www.book-eater.net/2012/05/resena-la-casa-de-la-colina-negra-de.html
http://www.equinoccioblog.com/2010/09/resena-la-casa-de-la-colina-negra.html
http://azahara-librosymusica.blogspot.com.es/2010/12/la-casa-de-la-colina-negra-jose-antonio.html
http://belldandy18.blogspot.com.es/2014/07/la-casa-de-la-colina-negra-de-jose.html
https://parlandodelibros.wordpress.com/2014/09/27/la-mansion-de-la-magia/
http://www.jovenjuglar.com/2012/05/resena-la-casa-de-la-colina-negra.html
http://rushintheweb.blogspot.com.es/2013/06/la-casa-de-la-colina-negra.html
http://niponsensei.blogspot.com.es/2012/07/la-casa-de-la-colina-negra.html
http://bebiendolibros.blogspot.com.es/2014/10/titulo-la-casa-de-la-colina-negra-autor.html

UN FRAGMENTO

En la piscina había un tiburón blanco.

Había aparecido poco antes del amanecer, cuando todos los de la casa dormían. Primero el agua se agitó y burbujeó, como si se hubiera puesto a hervir; luego las burbujas se fueron uniendo unas con otras, dibujando la tosca figura de un pez enorme. Pocos minutos después, un gran tiburón blanco nadaba en la piscina y lo hacía con tal naturalidad que daba la impresión de haber estado ahí toda la vida.

Víctor lo descubrió al asomarse a la ventana, nada más despertar. Hacía una mañana espléndida para ser noviembre, luminosa y cálida. El muchacho contemplaba distraído el bosquecillo tras la casa, cuando un rápido movimiento en la piscina, que quedaba justo bajo su habitación, le hizo mirar hacia allí.

Una aleta triangular rasgaba veloz la superficie del agua. Víctor apoyó las manos en el alféizar de la ventana y se asomó aún más. El agua era tan clara que el animal parecía volar entre las paredes de mosaico azul. No sabía muy bien por qué, pero Víctor tenía la sensación de que al tiburón no le importaba que la piscina fuera pequeña. Era feliz allí.

¿DÓNDE PUEDO ADQUIRIRLA?

La novela está descatalogada en estos momentos, pero todavía es fácil encontrarla en librerías físicas y virtuales dentro de la colección Serie Roja de Alfaguara.

spacer

Deja un comentario