Novedades julio

¡Aquí estoy otra vez! Mi intención era escribir una entrada al mes y por lo menos esta vez lo voy a conseguir. ¿Será el principio de un hábito? Mejor no adelantar acontecimientos, tengo tendencia a despistarme.

¿Y qué me deparará este mes? De entrada, escritura, escritura y más escritura. Después de terminar la tercera entrega de Crónicas del fin, Gabriella y yo estamos trabajando en la segunda parte de El día del dragón, nuestra serie de fantasía cómico delirante llena de chistes malos. Esperamos poder dar pronto noticias al respecto. Lo que sí podemos adelantar es que este año volvemos al Celsius, volvemos a Avilés. Y, como siempre, será un placer hacerlo. ¿Habéis visto el cartel de esta edición? ¡Es soberbio! (todo con gato es mejor, menos las ensaladas). Allí hablaremos de dragones, de escritura y, si todo va bien, podréis adquirir Mala racha, la que será mi primera novela con la editorial Apache.

Celsius

Y ya está en las librerías la edición revisada y mejorada de mi primera novela, Las fuentes perdidas. Han pasado catorce años desde que apareció la primera edición. Salió justo a tiempo para la Hispacon de Getafe, a la que acudí. Fue mi primera convención y también mi primera presentación en público (salió horrible, estaba de los nervios y todo era nuevo y extraño y yo era pequeño y el mundo enorme). Vi por primera vez mi libro allí, el editor no había tenido tiempo de enviármelo. Recuerdo que nada más cogerlo lo abrí por una página al azar y lo primero que me saltó a la cara fue una frase en la que faltaba una palabra. Era la siguiente:

“La voz árida y destemplada llegaba a sus oídos con una claridad diáfana, a pesar de sus gritos, a pesar del chillido constante de la.”

Se me cayó el mundo encima. No era el único fallo. Había muchos. Demasiados. Por novato, por una edición del libro demasiado apresurada (todo lleva su tiempo) y por mil motivos más que no vienen al caso. Por eso tenía tantas ganas de sacarme de encima esa espina con la nueva edición. Y seguro que habrá fallos, eso es algo que tengo ya asumido como inevitable, pero muchísimos menos de los que había en la primera edición. Y la frase a la que le faltaba una palabra está completa al.

Fuentes

 

spacer

Deja un comentario